Skip to content

Joyce Carol Oates – Del boxeo (On boxing)

26 marzo, 2012

Punto de Lectura acaba de rescatar del olvido una de las obras más desconocidas de la escritora estadounidense Joyce Carol Oates (presente cada año en las quinielas del premio Nobel de literatura). Su libro Del boxeo fue publicado por primera vez en 1987, de modo que la edición de Punto de Lectura llega cuando cumple justo 25 años.

Este breve ensayo comienza con una reflexión después de la precisa descripción de un combate entre dos mediocres boxeadores, una de esas peleas que preceden al gran combate de la velada. A veces, dice, la gente le pregunta cómo puede disfrutar de un deporte tan brutal. Sin embargo, no es disfrute, en el sentido más estricto, lo que siente al ver un combate de boxeo. Ni considera que sea siempre brutal, como tampoco lo considera un deporte.

Joyce Carol Oates nos advierte de que no ve en el boxeo algo más que el boxeo mismo. No es para ella una metáfora de nada. Ese modo de verlo como un universo íntimo con unas reglas propias e intraducibles, es lo que hace que su libro Del boxeo sea tan recomendable incluso para quienes no sienten más que desprecio por lo que Pierce Egan llamó la “dulce ciencia de magullar” (sweets cience of bruising).

El libro comienza, pues, descartando algunos de los tópicos que más dominan la literatura pugilística. Se puede estar de acuerdo o no con su enfoque, se puede no entender cómo no ver metáforas de algo en el mundo de las apuestas, de los managers, los clubes de barrio, las discusiones entre los asistentes a una velada, todo cuanto rodea a dos púgiles que tienen que meterse en un cuadrilátero, semidesnudos y jugándoselo todo. Pero el libro de Joyce Carol Oates es coherente con ese enfoque desde el principio, y la maestría de la novelista estadounidense hace de él su principal fortaleza.

La clave para entender, no el boxeo (del que solo me considero un aficionado, no desde luego un entendido), sino el libro de Oates está en algo que dice al comienzo: “La vida es como el boxeo en muchos e incómodos sentidos. Pero el boxeo solo se parece al boxeo.”

Tal vez una novelista como Joyce Carol Oates, con su aspecto de frágil damisela victoriana, no sea la clase de escritor que uno espera que hable sobre boxeo. Robert Anasi, Norman Mailer o Joe Liebling se parecen mucho más a lo que esperamos de los cronistas de un mundo tan oscuro y centrado en sí mismo como el del boxeo. Y sin embargo, me fascina la forma en que la novelista estadounidense habla de algo que demuestra conocer tan bien. Y por lo que, aunque trate de disimularlo, siente verdadera pasión.

Joyce Carol Oates renuncia a la ironía para hablar del boxeo. Prescinde del sarcasmo y el varonil recreo que tanto han dominado la literatura sobre el bello arte de magullar. Su tratamiento del tema es mucho más desapasionado, menos dado al alarde. Su discurso es tan poético en algunos pasajes que podría tomarse por una metafísica del boxeo.

También se puede hacer una lectura más superficial de la obra, recreándose en el anecdotario, en las peleas ilegales de los años 20, cuando el boxeo fue prohibido igual que el alcohol; en las motivaciones de algunos de los grandes campeones y de los grandes apaleados. Joyce Carol Oates nos lo cuenta como si en el fondo hubiera algo inevitable en todo el asunto. Como si en un mundo donde uno puede ignorar pero no eliminar, la rabia de los guetos, la culpa, el deseo de autoexterminio, la avaricia, el ansia de gloria, no pudiera no haber boxeo.

Esta fotografía fue usada para la cubierta de la primera edición del libro de Joyce Carol Oates On boxing, publicado por Bloomsbury Press en 1987.

Joyce Carol Oates no quiere ocultar tampoco el inmenso atractivo que tiene para el espectador letraherido. El boxeo es pura literatura, es el violento drama de una sucesión de ganadores y perdedores. Y ha generado no solo magníficas meditaciones como la de Mailer, con el pretexto de un combate particular, sino también memorias como las llenas de violenta culpa de Jake LaMotta, o colecciones de crónica pugilística como la de Liebling o MacIlvanney.

He comenzado esta reseña del libro mencionando que fue publicado por primera vez hace 25 años. Mike Tyson acababa de convertirse en campeón de los pesos pesados con 20 años. El ensayo no ha sido revisado posteriormente.

Una de las fotografías de John Ranard que no llegaron a incluirse en el libro de Joyce Carol Oates. Bajo el título de The Brutal Aesthetic, pueden verse en la página web del fotógrafo.

También he de advertir que la clasificación de categorías con la que comienza el ensayo ya no está vigente. En la actualidad hay 17, y no las 13 que menciona Joyce Carol Oates. Como ella afirma, la multiplicación de las categorías buscó no solo igualar el nivel de los oponentes, sino también aumentar el número de títulos a los que se podía aspirar y la cantidad de dinero en juego con ello.

Dos últimas advertencias sobre errores que he encontrado en la traducción de José Arconada que publica Punto de Lectura:

  • El traductor comete un error garrafal al convertir el cruiserweight en “peso medio fuerte”, cuando el término correcto es “crucero”.
  • Cuando se habla de las ganancias de los boxeadores, se dice que Jack Dempsey ganó en su época 3.500 millones de dólares. La cifra correcta fue la mucho más modesta de 3.500.000 $.

Pese a esos dos errores, quienes nos quejamos a menudo de la poca bibliografía que sobre boxeo hay en castellano, estamos de enhorabuena. Podremos seguir quejándonos, y con razón, pero no antes de haber terminado de leer el libro de Joyce Carol Oates.

La edición publicada por Punto de Lectura incluye las fotografías en blanco y negro de John Ranard, que se pueden ver en su página web, junto con otras que fueron descartadas y que aparecen bajo el título The Brutal Aesthetic.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 14 febrero, 2013 7:25

    “Joyce Carol Oates – Del boxeo (On boxing)
    Ágora o nunca” was indeed a good posting. If only there
    were way more blogs similar to this one in the
    online world. Anyhow, many thanks for ur time, Marie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: