Skip to content

Abaratar en tiempos revueltos

10 febrero, 2012

El Gobierno ha anunciado algunas de las medidas que incluirá la nueva reforma laboral, de aprobación inminente.

El despido se generalizará a 33 días por año trabajado, aplicable incluso a trabajadores contratados antes de la entrada en vigor de la reforma.

Al margen de otras consideraciones, me pregunto cómo se violará el principio de condición más beneficiosa, según el cual, si el trabajador tiene un contrato que le reconoce 45 días por año en caso de despido, y la ley laboral le concede 33, se ha de aplicar la condición que le sea más beneficiosa al trabajador.

Pero volviendo a la reforma, tras discutir el asunto con unos compañeros, tengo que conceder que se ha acabado el tiempo de los remilgos. Una tasa de paro como la que soporta España es insostenible, de manera que hay que tomar medidas urgentes para enderezar el rumbo del mercado de trabajo y la economía.

Sin embargo, y dado que no es de esperar que se vaya a generar empleo, y sí a destruir, en los próximos dos años, dudo que sea una buena idea la decisión de anticipar un abaratamiento del despido.

El coste del despido es una forma de que la empresa no suelte lastre a la primera dificultad. Es un modo de que la empresa mantenga a un trabajador porque, de no hacerlo, serán las arcas de la Seguridad Social las que tengan que soportarlo. Y ahora, que estamos ante otros dos años al menos de destrucción de empleo, les decimos a las empresas que se lo vamos a poner fácil para despedir.

Se habla mucho de que el despido español es el más caro de Europa. Esto, aparte de ser mentira, necesita una aclaración. En Alemania no es tan fácil despedir como en España. Ni de lejos. Si alguien sabe inglés y siente alguna curiosidad por echar un vistazo a la legislación laboral alemana, puede visitar este enlace de la Organización Internacional del Trabajo:

National Labour Law Profile: Federal Republic of Germany

Como señala también la Organización Internacional del Trabajo en otro documento, el paro en Alemania aumentó solo un 0,2% en la época en la que su economía se contrajo un 4,7%. Algo que contrasta con lo sucedido en otros países que han entrado en crisis.

¿Las razones? Aparte de la multitud de medidas que ha tomado el Gobierno de Angela Merkel para disminuir las tasas de desempleo, sobre todo con herramientas estadísticas, está el hecho de que en Alemania, para que una empresa despida a un trabajador, han de darse circunstancias verdaderamente extraordinarias.

A menos que la empresa cese en su negocio o el trabajador sea totalmente inepto o muestre conducta violenta, insubordinada, cometa actos de espionaje o sabotee la actividad de la empresa, no se le puede despedir. Y aun cuando la empresa recurre a esta medida, el trabajador puede recurrir tal decisión acudiendo a tribunales con más garantías y rapidez de resolución que en España.

Luego la protección al trabajador no es el problema.

Pero como decía al comienzo de este artículo, algo hay que hacer. Si el abaratamiento del despido no es lo que funciona en otras economías que tomamos como modelo, ¿por qué iba a funcionar aquí? Y en este momento, cuando los trabajadores que las empresas despidan tendrán que ser mantenidos por quienes conserven su puesto de trabajo.

Hay que hacer algo, pero no esto y no ahora.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. 10 febrero, 2012 19:23

    ¿Que pasa si una empresa no necesita 20 empleados? ¿Los tiene que mantener en la plantilla hasta que se jubilen? ¿Qué pasa si tiene 2 ingenieros y necesita sólo uno, pero le falta un pintor? ¿Pone al ingeniero que le sobra a pintar?

    El despido es una consecuencia natural de la evolución de las empresas. Nadie te asegura cuando fundas una empresa que siempre te va a ir bien y siempre vas a necesitar más empleados. Si la empresa tiene más empleados de los que puede tener y no los puede despedir terminará cerrando y eso es peor que despedir a algunos, es despedir a todos.

    • 13 febrero, 2012 10:18

      No, si una empresa no necesita 20 empleados, no ha de mantenerlos. Es obvio. Pero hace falta cierta protección para que, por ejemplo, cuando una empresa tiene un poco menos de trabajo, no le salga más barato echar a un trabajador que mantenerle en nómina unos meses.
      Casi nadie tiene el mismo volumen de trabajo todos los meses del año. Si se le da a una empresa total libertad para deshacerse de un trabajador a la primera de cambio, pasaremos a un modelo de mercado laboral en el que primará el contrato fijo discontinuo. Imagina que en tu empresa ven que hay dos meses en los que no hace falta tanta gente, de modo que te despiden dos meses al año.
      A lo mejor no te parece tan mala idea. Pero claro, esto es una cuestión ideológica, supongo. Yo opino que el trabajador ha de tener cierta protección. Del mismo modo que la empresa ha de tener unas garantías sobre la viabilidad de su actividad.
      Como señalo en el artículo, en Alemania la economía se contrajo mucho y, sin embargo, esto no supuso un aumento tan exagerado del desempleo. ¿Por qué? Pues en parte porque el trabajador alemán está muy protegido por ley.
      Y esa protección impide precisamente que la Seguridad Social tenga que asumir el mantenimiento de una gran masa de desempleados, con la consiguiente carga en impuestos a toda la sociedad, la disminución del consumo, una mayor contracción de la economía y… sí, al final, un riesgo mayor para las empresas.
      No se trata de elegir entre beneficiar a las empresas o a los trabajadores, como pareces insinuar. Es cuestión de proteger a ambos, pero no creo que sea cierto en absoluto que permitiendo a las empresas soltar lastre enseguida, estas vayan a funcionar mejor.

      • 13 febrero, 2012 15:07

        Si yo fuera empresario y tuviera menos trabajo en 2 meses del año por cuestiones estacionales no despediría.
        A las empresas les es muy difícil encontrar empleados “buenos”, es decir responsables, cumplidores, que sepan como hacer su tarea, que tengan ánimo, inteligencia, que no se roben los lápices, etc. Si además lo capacitaste (invertiste en él), no lo vas a despedir para ahorrarte 3 meses de sueldo.
        Y el motivo más importante es que así como serías libre de despedirlo, tu competidor sería libre de contratarlo y el empleado estaría feliz de irse a trabajar con tu competidor.

        La mano de obra ya no es más “ejércitos de gente que levante piedras” y que da lo mismo que sea cualquiera.
        Pero hay trabajos que son inherentemente temporarios: por ejemplo cosechas, pero también repartir regalos de navidad o atender la demanda extra de gente en lugares turísticos en temporada alta. Para eso debería haber contratos temporales que no implicaran el pago de despido. Deben estar en la ley española (no la conozco). En ese caso tampoco a los empleadores les da lo mismo contratar a cualquiera, en general entre un extraǹo y alguien que ya hizo en trabajo, seguramente preferirán al segundo.

      • 13 febrero, 2012 16:53

        Para las actividades de naturaleza temporal, la legislación laboral española contempla contratos que pueden ser fijos discontinuos o temporales para una obra o un servicio determinado. Y tienen derecho a indemnizaciones de 8 días por año trabajado nada más.
        Y la reforma laboral no puede pretender considerar a todos los trabajadores igualmente prescindibles. En primer lugar, porque no todos los trabajadores son igualmente cualificados.

  2. Lolo Chus permalink
    11 febrero, 2012 13:40

    Habría que favorecer la creación de empleo, pero el hecho de reducir el gasto en I+D no es una buena decisión… Con todos estos aparatitos nuevos que hay por España, no sé si alguno pertenecerán a alguna empresa española…

    • 13 febrero, 2012 12:18

      Aún tengo que leerme todo el decreto de reforma laboral, así que no puedo decir mucho del mismo.
      Una reforma laboral es, aun cuando un Gobierno quiera decir lo contrario, un manifiesto sobre su idea de la economía y la sociedad que quiere para el país. El Gobierno tiene la posibilidad de potenciar ciertos sectores mediante las reformas laborales.
      En cuanto me haya leído el decreto, ya diré qué me parece.
      Aunque si al final lo único que se les ocurre es abaratar el despido, demuestran ser tan inútiles como los que les precedieron.

  3. 13 febrero, 2012 19:43

    “Y la reforma laboral no puede pretender considerar a todos los trabajadores igualmente prescindibles. En primer lugar, porque no todos los trabajadores son igualmente cualificados.”

    El otro día vi en DW un caso de una empresa alemana. Compraron un camión más largo que lleva más carga y les sobra un transportista. No lo despidieron. ¿Qué harán cuando compren 5 camiones largo más? ¿Seguir sosteniendo 5 empleados extra? El despido caro probablemente evite que compren más camiones largos (porque el despido sería inevitable y aumenta el costo del camión) y eso reduce los puestos de trabajo en la fábrica de camiones. Al final el despido caro afecta al trabajador (de la fábrica de camiones).

    También afecta el tránsito de las ciudades, el consumo de combustibles, el co2, etc. Hay que ver las consecuencias mediatas, no pensar sólo en el operario despedido (que probablemente consiga otro trabajo, tal vez mejor).

    • 14 febrero, 2012 11:37

      En Alemania el despido no es caro. Sencillamente, las empresas han de justificarlo. Y por otro lado, las empresas alemanas no tienen una relación con la sociedad como la de las empresas españolas. Es una diferencia cultural que no se salva en una sola generación, supongo.
      Respecto a lo que dices, no se sostiene. No tiene sentido afirmar que porque el conductor no es despedido, eso perjudica la fabricación de camiones que se venderían a empresas que las adquieren sin necesitarlas. Eso, precisamente, la mala planificación, es lo que perjudica a las empresas y la razón tras contrataciones de plantillas sobredimensionadas que luego el empresario espera poder despedir a la ligera.
      Cuando el empresario no puede despedir a la primera de cambio, también está obligado a planificar mejor su actividad y el dimensionamiento de sus plantillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: