Skip to content

La era de la antinomia

21 diciembre, 2011

Cada vez que veo a un político decir que ha tomado una decisión difícil, sé que lo que en realidad quiere decir es “fácil”. Y al leer que Alemania insta a Rajoy a poner en marcha su ambicioso (sic) programa, sé que en realidad quieren decir “conservador”.

Que nadie se enfade, que lo de "Soluciones para la crisis" era solo una broma.

Pero estos son los tiempos que vivimos. Bienvenidos a la era de la antinomia, al tiempo del discurso político cuyo objetivo no es movilizar sino desorientar, paralizar y ocultar.

Que el ya presidente del Gobierno diga que recortar salarios, educación y sanidad es una decisión difícil no deja de ser una broma. Como lo debió de ser hablar de turismo y construcción cuando fue preguntado aún en campaña, durante una entrevista en el Telediario de TVE el 16 de noviembre, en qué sectores quería crear empleo.

Don Mariano Rajoy Brey dijo entonces que no le gusta decirle a las empresas dónde han de crear empleo. Es decir, que el modelo productivo le importa poco porque según nuestro nuevo presidente del Gobierno, no es asunto suyo.

Lo importante es el empleo. De cualquier tipo, a cualquier precio. Y pedir ahora servicios o derechos sociales es algo que le suena irresponsable.

La decisión difícil no será nunca hacer lo fácil, y perdónenme la obviedad. Lo difícil sería tener una idea del modelo de sociedad que queremos. ¿Un país de camareros y albañiles o uno productor y exportador de ideas, tecnología, ciencia?

No será Mariano Rajoy Brey el presidente que tuvo suficientes miras y talento para cambiar el rumbo de la economía española.

Y si todo sale mal, tal vez nos pidan que recurramos al Cristo colega.

Quizá cambie algo las estadísticas, pero lo hará como lo hacían Rawls y Burrell en The Wire: redefiniendo a quién le dejamos que figure en las cifras del paro; destruyendo empleo y fragmentándolo, para que donde antes había un trabajador a jornada completa y un parado ahora haya dos a media jornada.

Asumámoslo: estamos jodidos, porque lo único que se le ocurre al PP y a su líder Mariano Rajoy Brey es estrujar a las clases medias y bajas y tratar de atraer la inversión porque aquí, en España, tenemos un presidente al que no le gusta decirle a las empresas qué hacer.

Y mucho menos, pagar impuestos. Que ya los pagaremos nosotros.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: