Skip to content

Muerte de un galán del Bronx

30 septiembre, 2010

Atravesaba, más que visitaba, las salas del MOMA de Nueva York, el verano del 2005, cuando una amiga me dijo que había visto a Tony Curtis.

Tony Curtis y Burt Lancaster en una escena de Chantaje en Broadway.

«¿Tony Curtis? ¿El actor Tony Curtis?», pregunté, como si pudiera haber otra persona en el mundo con ese nombre capaz de llamar la atención de una turista española, en la Gran Manzana.

Como loco, me puse a recorrer las salas en su busca. Lo encontré mirando detenidamente un cuadro de arte contemporáneo, que comentaba con una persona a su lado. Una elegante mujer de unos 60 años, en la que era fácil imaginar una juventud gloriosa, lo acompañaba, tomándolo del brazo de vez en cuando.

Me impresionó su altura, que pese a la contracción impuesta por la edad rondaba el 1,85 m, así como su corpulencia. Vestido con un inmaculado traje, caminaba envarado y con el cuidado de quienes han aprendido con los años que viven a merced de la gravedad.

Cuando vi que se sentaba a descansar en un banco, me dirigí hacia él y me presenté, diciéndole que era un gran admirador de sus películas. No era solo una forma de abordarlo, sino la verdad: Espartaco, Con faldas y a lo loco, El estrangulador de Boston, El último magnate, Chantaje en Broadway, son grandes películas que de vez en cuando vuelvo a ver. Este fin de semana, sin ir más lejos, volveré a disfrutar del frágil caradura de Chantaje en Broadway.

Le pregunté si no le importaría que le hiciera una foto. Tony Curtis me miró y respondió que no había problema, que adelante. Cuando saqué la cámara, apoyó las manos en sus piernas, haciendo la mejor pose que podía, dadas las circunstancias. Tras hacer la foto, que no me atreví a repetir por no molestarle, le di las gracias.

Entonces, él me dijo «Thank you», añadiendo un énfasis en el you, y estirando el brazo, ofreciéndome estrechar su mano.

Pensé en la vanidad de la vieja gloria, agradada por el reconocimiento de un admirador. Debería haber sido uno en una multitud de gente rodeándolo, pero solo estaba yo, en medio de aquella sala desierta. Los días de mayor gloria habían pasado.

Tony Curtis en el MOMA de Nueva York, verano de 2005.

Pero sobre todo pensé: «Dios mío, lo que ha tocado esta mano», pues es bien sabido que Curtis era un voraz mujeriego que se acostó con casi todas las bellas actrices con las que trabajó y a las que se trabajó como el galán del Bronx que siempre fue: Grace Kelly, Marilyn Monroe y Janet Leigh fueron algunas de las mujeres que tocaron esas manos ya ancianas.

Acabo de leer que Tony Curtis ha fallecido, a los 85 años de edad. Muere uno de los últimos actores con vida del cine clásico. Ya solo nos queda Kirk Douglas.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Stupor Mundi permalink
    30 septiembre, 2010 12:31

    A mí, no sé porqué, bueno si lo sé, me viene a la mente la escena de Espartaco que se cargó la censura franquista, de Tony Curtis con el gran Sir Laurence Olivier, y esa confusa conversación sobre ostras y caracoles en un baño romano, que sigue siendo una de la mayores mariconadas del celuloide oculto hasta que Gore Vidal le hizo la 3,14 al facha de Charlton Heston en Ben Hur, que no se enteró de nada, claro.
    El señor Curtis, siempre me pareció un gran señor, como todos los que nacen en la pobreza y salen de ella con estilo y sin perder jamás el glamour, que a fuer de adquirido es más auténtico que los que lo traen de serie en el nacimiento.
    Tu foto de Curtis, con ese peluquín imposible, es casi historia, de mejores tiempos del cine, que paliaban el no usar el dichoso 3D, que caradura el Cameron, con talento, ingenio y buenas historias. Cómo las añoramos ahora…

  2. 3 octubre, 2010 11:33

    Me acuerdo cuando hace unos años contaste la historia. Caray. Me acuerdo de él en la película Epartaco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: