Skip to content

Soluciones sostenibles, no absurdas revanchas

13 mayo, 2010

El presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, anunció ayer una serie de medidas de recorte del gasto que nos tienen a todos conmocionados. Se puede consultar cualquier periódico para ver qué medidas son esas, y en qué

Zapatero manos tijeras.

consisten, a grandes rasgos.

De lo que más he hablado con mis amigos es del recorte salarial a los funcionarios públicos. Histórico, porque nadie lo había hecho hasta ahora. Es una medida que afecta a casi dos millones y medio de trabajadores, y con la que se quiere ahorrar la friolera de entre 2.500 y 3.000 millones de euros.

¿Acaso el coste de la Administración es excesivamente alto? ¿Cobran demasiado los funcionarios? Bueno, a estas preguntas habría que darle respuestas distintas según a qué funcionario nos refiramos. ¿Al auxiliar administrativo que se toma una hora de café y deja una ventanilla desatendida durante todo ese tiempo, negándole a los ciudadanos el servicio público? ¿Al policía nacional que patrulla en la calle? ¿Al funcionario de prisiones? ¿Al bombero? ¿Al profesor?

Lo que quiero recordar con esto es que no todos los funcionarios son ese despreciable vago que nos atiende con desidia u hostilidad, y eso cuando no nos encontramos una ventanilla cerrada durante la hora del café. Nuestra calidad de vida depende en gran medida de la calidad del servicio que nos presta la administración en aspectos tales como:

  • Sanidad.
  • Educación.
  • Seguridad.
  • Protección medioambiental.
  • Prestaciones sociales varias.

Y eso sin mencionar la gestión del patrimonio cultural e histórico.

Por ese motivo, el recorte no debería satisfacernos a los que no somos funcionarios, como si hubiera llegado la hora de una absurda revancha. No lo es. Es un ataque a los trabajadores, como lo son las cláusulas de descuelgue salarial de las que tanto abuso se ha estado haciendo estos últimos años. O las subidas del IRPF y el IVA, las facilidades que ha puesto el Gobierno a prejubilaciones abusivas que ahora tenemos que pagar entre todos, etc.

Soy de los que piensan que habría que cambiar las normas de acceso a la función pública, y abandonar el modelo de oposición al margen de la realidad laboral. Quiero sistemas de gestión de calidad de los servicios de la administración, y que se haga una evaluación real de si hacen falta dos millones y medio de funcionarios para estos servicios.

¿Es razonable la anquilosada burocracia que se halla a la base de las administraciones públicas? No me creo que con todos los avances en gestión, hagan falta más funcionarios por ciudadano que hace 20 años.

Aun estando de acuerdo en que hay que limitar el gasto público, no se puede intentar ahorrar en 3 años lo que se ha estado despilfarrando toda la historia. Que se tomen medidas de reforma de la función pública, sin sacrificar servicios, y sin hacer pagar a los funcionarios por los errores que nadie ha querido subsanar durante décadas.

Un policía nacional gana un salario ínfimo en comparación con la responsabilidad social y el peligro que han de asumir en su día a día. Bajarle el sueldo es un insulto a todos los que dependemos de su buen hacer. Y este es solo un ejemplo de hasta qué punto no hay que alegrarse de ninguna rebaja salarial a NADIE. A ningún trabajador. Porque por lo general estas medidas no son sino parches, sin que tras ellos haya intención de afrontar cambios estructurales necesarios.

Para terminar, solo espero que los funcionarios, una clase laboral históricamente insolidaria (los sindicatos saben bien que cuesta conseguir su apoyo para reivindicaciones que solo afecten a los trabajadores regidos por el Estatuto de los Trabajadores), aprendan la lección y vean que tarde o temprano, los recortes les llegan a ellos también.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. 13 mayo, 2010 15:24

    1º es cierto el topico de que los funcionarios no hacen nada, pero tambien el de que cuando el rio suena agua lleva.
    2º Tengo decenas de casos personales con la administracion publica vergonzosa que tambien los puedes tener en empresas privadas, pero eran mas de vagancia y pasotismo que por ineficacia de una gran multinacional, por ejemplo.
    2º Tengo amigos funcionarios,algunos en las fuerzas de seguridad, o bomberos.Trabajan 2 dias, libran otros 2,luego otros 2, no cobran mal, su trabajo no es de jugarse la vida mas que un tio en un andamio o un minero.
    3º Si te metes a funcionario ya sabes a lo que vas. Si no te gusta lo que ves, te piras y pruebas suerte de autonomo o en la empresa privada
    4º A los funcionarios se les puede echar, la LEY lo dice, pero no se aplica. En esta epoca de crisis con 4.600.000 parados, pymes y autonomos en la ruina y quebrando, es logico que el unico sector que no conoce el paro tenga que apretarse el cinturon.
    5º A mi me han recortado el sueldo,pero peor es que me echen a laputa calle. Un funcionario no esta pendiente de si le van a echar o no. Puede tener otros problemas laborables como todo hijo de vecino.
    6º Tanto el cartero como el controlador del aeropuerto no me da ninguna pena si le recortan el sueldo el 5%.
    7º Hay muchos funcionarios puestos a dedo, o en las altas esferas, de mucha edad, caducos que no aportan nada, no hay exigencia en otros muchos puestos. Ir a un ayuntamiento o a un ministerio y ver que una funcionaria no esta, con 40 personas haciendo cola y luego volver con la bolsa del super…Pero bueno, es normal, trabajes mucho o poco, te pagan lo mismo,¿para que esforzarse?
    Saludos

    • El malvado que se chivó de Madoff permalink
      13 mayo, 2010 18:35

      Es increíble y ridículo que haya gente que se alegra por igual de que les recorten el sueldo a otros trabajadores, y de que los bancos y los especuladorews naden en la abundancia a costa de la mayoría… sobre todo si el que se alegra también es un trbajador explotado.

  2. El Omega Malo permalink
    13 mayo, 2010 16:10

    No sé a qué viene tanto alboroto: los bancos están bien inflados de ayudas públicas, las compañías aéreas son las siguientes, el Santander vuelve a tener ganancias récord, la iglesia sigue bien de fondos, y la Duquesa de Alba está enamorada… el Orden cósmico sigue en su sitio…

  3. Ismael Gómez permalink*
    14 mayo, 2010 8:30

    Coincido con todo lo que comenta Trikar. Creo que es lógico que los funcionarios, por lo general puestos a salvo de las circunstancias del mercado, tengan que sufrir también lo que otros llevan sufriendo años sin que a nadie parezca importarle.
    Pero también es imperdonable que tengamos que estar sufragando la salvación de sectores económicos que llevan cometiendo excesos durante años sin que el Gobierno haya hecho nada al respecto.
    Que un trabajador se alegre porque le recorten el sueldo a otro me parece una total sandez, como muy bien comenta El malvado que se chivó de Madoff.
    No hay nada por lo que alegrarse en el recorte salarial a los funcionarios. Ojalá pudiéramos estar celebrando un acuerdo de Estado entre los principales partidos políticos por cambiar las normas de acceso a la función pública, y sobre todo por implantar auténticos sistemas de gestión de la calidad de los servicios públicos. Comenzando por aplicar sanciones a quienes ya trabajan en las administraciones y no dan palo al agua.
    Todos los funcionarios que conozco han reconocido en algún momento que se pueden tirar meses sin hacer casi nada en sus trabajos. Todos. Los que lean esto y se sientan ofendidos, que sean un poco honrados y recuerden sus propias palabras. No me gustaría tener que enviarles los mensajes que subieron en Facebook en los que decían cosas tales como “si los que critican a los funcionarios por no hacer nada supieran lo que hago, vendrían a por mí con palos y piedras”, o “llevo dos meses sin hacer nada”. Y son personas habitualmente trabajadoras. Así que no me quiero ni imaginar qué harán durante sus llevaderas jornadas los que no lo son.
    Lo que sí saben ellos es que tienen compañeros que no trabajan prácticamente nada a lo largo del año. Tal vez por eso hacen falta dos millones y medio de funcionarios. Quizá, si se pidiera a un funcionario el rendimiento que se exige de media (sin excesos, ¿eh?) a cualquier trabajador de la empresa privada, un millón de esos puestos serían prescindibles.
    Quiero que conste que no apoyaría que en la administración se cometieran muchos de los abusos y fraudes de ley que se cometen en algunas empresas privadas. El empleo debería ofrecer una razonable estabilidad, posibilidades de promoción reales y según méritos reales, y los derechos por los que tanto se ha luchado en este país y en Europa en general.
    Solo deseo que esto sea el inicio de un cambio hacia una política de administración sostenible, basada en:
    1. Amortización de puestos de trabajo sin rendimiento.
    2. Mejora de las condiciones laborales de algunos puestos como auxiliares administrativos. En lugar de contratar a 10 en una oficina con sueldos bajos, que contraten a 5 que trabajen con un sueldo mayor.
    3. Sanciones a funcionarios que incumplen sus obligaciones. Sanciones que deberían incluir el despido.
    4. Implantación de mejoras en la gestión burocrática, para acabar con trámites del siglo pasado, que cuestan mucho dinero a los contribuyentes. Dinero que se podría invertir en la mejora de los servicios públicos, en las condiciones de trabajo de los funcionarios y en reducir los impuestos.

    Respecto a lo que dice El Omega malo, bueno… Al funcionario le parece una injusticia por la que formar barricadas lo que al resto de los trabajadores lleva ocurriéndole más de dos años, sin que nunca les importara.
    Como decía, es hora de que el funcionario sepa de una vez que cuando las cosas van mal para todos los que no lo son, tarde o temprano la mierda les salpica. Así, que cuando haya protestas y reivindicaciones de otros trabajadores, espero que sepan que les interesa defender la causa común de los derechos sociales y de todos los ciudadanos.
    Ciudadanos a los que hay que dar servicios de calidad.

  4. Lolo Chus permalink
    13 junio, 2010 9:26

    Otra forma de incentivar a los funcionarios sería que cobrasen un fijo y luego tuviesen un plus por rendimiento. A más esfuerzo y productividad, más cobras. Está claro que dos millones y medio de funcionarios son muchos funcionarios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: